¡POR UN PRIMERO DE MAYO CLASISTA Y COMBATIVO! ¡APLASTAR AL IMPERIALISMO, LA REACCION Y AL REVISIONISMO!

En esta ocasión hacemos llegar nuestro saludo al proletariado nacional e internacional y esperamos que este día sea un día de reafirmación en las tareas que la clase y el pueblo deben cumplir hoy más que nunca.

Pero esta tarea no es sencilla, por el contrario se ha vuelto una tarea más compleja que en los inicios de la lucha del proletariado francés, alemán o ruso. Hoy se erige una gigantesca tarea que tiene que ver con la lucha contra el imperialismo, la reacción boliviana y el revisionismo.

El imperialismo, principalmente yankee, tiene sometido a nuestro país con uñas y dientes, cosa que no es nueva, pero hoy se apresta a llevarse uno de los últimos recursos estratégicos que le queda al país, el gas natural. Como lo hizo en otros tiempos con la plata y el estaño, hoy las empresas transnacionales tienen el control de la explotación del gas a través de la Ley de Hidrocarburos firmada por Sánchez de Lozada, ley que entrega el 72% de los ingresos por concepto de explotación; el porcentaje más grande en el mundo entregado a una transnacional y el peor ingreso para el país, es decir, el 18%.

La “gran” burguesía boliviana en su consecuente papel de lacayo del imperialismo yankee ha estado difundiendo rumores de golpe de estado para chantajear al movimiento popular, los empresarios nativos de todo el país y especialmente del oriente están peleando por las migajas que les va a reportar la venta del gas, y en ese afán lacayuno de hacerse del plato de lentejas están dispuestos a enfrentarse al pueblo boliviano, que en octubre del año pasado fue claro al pedir la industrialización del gas y la anulación de la Ley de Hidrocarburos. En esta acérrima defensa de su condición servil al imperialismo, la reacción boliviana está amenazando con desmembrar el país, tratando de hacernos ver que hay un enfrentamiento entre el oriente y occidente, entre cambas y collas, entre andinos y orientales, cuando aquí de lo que se trata es que las clases dominantes se encuentran en colusión y pugna, colusión cuando se ven amenazados por los sectores populares y pugna cuando se trata de repartirse el “botín”; y se enfrentan a los sectores del pueblo conformado por obreros, campesinos, pequeña burguesía y a las naciones oprimidas; aymaras, quechuas y guaraníes.

Este afán miserable de destruir al país, de esta burguesía incapaz que siempre se ha beneficiado del estado y no ha podido pagar siquiera sus impuestos, no es otra cosa que quedarse con la región gasífera para así servir a los intereses de las empresas exportadoras, obteniendo por ello su correspondiente tajada; muestra esto el carácter más antinacional, antipatriótico y antipueblo que puede haber en el comportamiento de clase alguna.

Por su parte el oportunismo y el revisionismo juegan su nefasto papel contra el pueblo boliviano. El autodenominado Movimiento al Socialismos (MAS) no ha hecho otra cosa que avalar este viejo estado con el argumento de “defender la democracia” convirtiéndose en títere del imperialismo.

Se ha convertido en el sostén del gobierno del demagogo Mesa y en cabalgador de la lucha de las masas ¿por qué? Por sus afanes y apetitos electorales. El MAS apunta a las elecciones municipales y de ahí a las presidenciales, es decir, se ha convertido en una carta bajo la manga del sistema, avalando este sistema de miseria y explotación. Esta actitud política no tiene nada de socialista, y solo busca ilusamente llegar al poder a través de las elecciones, pretendiendo seguir los pasos del dizque “socialista” Ricardo Lagos de Chile, o del genocida Alan García del APRA en el Perú, o el gobierno de Lula que actualmente no ha variado ni un milímetro su programa económico aprobado por el Fondo Monetario Internacional, mientras que los problemas de pan, tierra, democracia y soberanía siguen pendientes.

Ese es el camino del MAS, y nosotros señalamos claramente que el camino electorero, el cretinismo parlamentario no va a conducir a la solución de los problemas de la clase, del pueblo y de las naciones que viven bajo la explotación de este viejo y caduco sistema, que no caerá sino lo hacemos caer con las armas en la mano, bajo la alianza obrero-campesina y organizados en torno a una dirección proletaria.

Ver también de otro lado al sectarismo, que juega un negro papel en el proceso de unidad del proletariado y del pueblo, especialmente al trotskysmo que con el viejo discurso estrecho de “huelga nacional indefinida”, “asamblea popular nacional bajo la dirección de la COB” es incapaz de ver más allá de sus narices y analizar la sociedad a la luz de la ley de la contradicción. Por ello las masas se sienten cansadas y hartas de una visión estrecha y dogmática que pretende llevar al movimiento popular al suicidio en una supuesta “línea consecuentemente revolucionaria”.

¡ViVA EL DIA INTERNACIONAL DEL PROLETARIADO!
¡POR UN PRIMERO DE MAYO CLASISTA Y COMBATIVO!
¡APLASTAR AL IMPERIALISMO, LA REACCION Y AL REVISIONISMO!

FRENTE REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO
1º de Mayo 2004

Anuncios
Esta entrada fue publicada en marxismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s