Cese temporal al fuego en Nepal: Preludio del camino de cercar las ciudades desde el campo a través de la insurrección armada

El Presidente Prachanda, jefe de la Revolución Nepalesa, del Partido Comunista de Nepal (Maoísta) [PCN(M)] y del Ejército Popular de Liberación (EPL), ha decretado un cese al fuego por tres meses de manera unilateral, reservándose, claro está, el derecho de responder en caso de ser atacados por el terrorista Ejército Real de Nepal.

Según el camarada Prachanda, este cese al fuego responde a las aspiraciones de las masas nepalesas de tener paz, es decir a fortalecer el frente con la sociedad civil, con las masas, a buscar un mayor respaldo del pueblo nepalés para las acciones de los maoístas. Por otro lado también es una señal dirigida a los partidos parlamentarios para construir un frente contra la monarquía del sátrapa Rey Gyanendra, es decir, generar una mayor escisión entre ellos; estos viejos partidos se han ido distanciando de la monarquía desde que el Rey dio el golpe de estado el 1º de febrero de este año; aunque aún se mantienen atados a los lazos con los terratenientes feudales y los grandes capitalistas burócratas compradores. Finalmente el cese al fuego unilateral también está dirigido contra los planes de intervención imperialista que, según informaciones reveladas por medios de prensa, buscan una solución siniestra al problema nepalés.

Las agencias de prensa revolucionarias informan que este proceso se desarrolla elevando la conciencia de las masas con abundante propaganda: militantes revolucionarios van casa por casa con charlas sobre la necesidad de la unión del pueblo en contra de la monarquía y contra la intervención imperialista, además se desarrollan mítines públicos y manifestaciones masivas a favor de una República Popular Democrática.

Esto se ha visto fortalecido, en las zonas liberadas , con los planes de desarrollo llevados adelante por el emergente gobierno revolucionario y que se reflejan en la construcción de nuevos hospitales, carreteras grandes y escuelas, en la organización de la economía, la cultura, etcétera, hechos que han impreso una dinámica nueva y entusiasta en todo el territorio liberado. Existe una efervescencia por el trabajo colectivo y por el apoyo a las acciones del EPL a pesar de estar conscientes de la necesidad de la cuota de sangre que exige la revolución.

Por ello el cese al fuego no solamente es un cuarto intermedio en las acciones de la guerrilla, sino significa un intenso trabajo de politización entre las masas que se traduce en el incremento de conciencia política para el combate en caso de ser atacados por el gobierno.

Reacciones ante la declaración de cese al fuego

Contra su propia voluntad el embajador yanqui en Nepal ha saludado el cese al fuego, aunque ha dicho “no podemos creer en la sinceridad del ofrecimiento”; porque los yanquis esperan que los guerrilleros dejen las armas y participen de negociaciones que los lleven a la capitulación.

El embajador yanqui James Moriarty ha dicho claramente que EEUU no permitirá un gobierno maoísta en Nepal, para ello se están preparando con sus gendarmes en la India en la “solución del problema nepalés”. Informaciones periodísticas nepalesas han dicho que EEUU y la India están trabajando en secreto para resolver el problema de la guerra civil en Nepal; “en una entrevista con el servicio de la BBC Nepalí, el Director Ejecutivo de la UNICEF, Kul Chandra Gautam, y el consejero especial de Kofi Anan, Lakhder Brahimi, han estado en conversaciones con EEUU y la India para movilizar apoyo y resolver el conflicto en Nepal” (Nepalnews 15/09/05). Lo que desnuda claramente lo hipócrita de las declaraciones del embajador yankee.

Por otro lado el gobierno de la India ha cerrado parte de su frontera con Nepal. Una probabilidad es que se esté preparando una intervención, algo bastante complicado para el gobierno Indio pues también tiene problemas con la guerrilla maoísta que actúa en 13 de los 15 estados de ese país. La guerrilla que dirige el Partido Comunista de la India (Maoísta) ha señalado que no va a quedarse tranquila en caso de que el gobierno fascista de la India (irónicamente llamado la democracia más grande del mundo) intervenga Nepal en su afán de controlar la zona con sus planes expansionistas, tiene incluso un documento conjunto firmado con el líder maoísta nepalés el Presidente Prachanda.

La frontera cerrada colinda con las zonas liberadas de Nepal y con el Estado donde la guerrilla maoísta india tiene actividad; por lo tanto es más probable que el gobierno Indio haya querido cortar este contacto y la posible actividad política durante el cese al fuego. Pero las reacciones más graves se dieron en el propio gobierno. El Rey suspendió su planeado viaje a la Asamblea de Naciones Unidas y el discurso que sus asesores habían preparado durante un mes se fue al tacho de basura.

Las organizaciones estudiantiles, obreras e intelectuales, así como miembros de partidos parlamentarios, han saludado esta medida y han arremetido con más fuerza contra el estado de sitio vigente. El enfrentamiento en las ciudades se hace cada vez más agudo. El 21 de septiembre se registraron fuertes enfrentamientos entre estudiantes y la policía que reclamaban contra el alza de los hidrocarburos y contra las detenciones arbitrarias que realiza el gobierno fascista; las brutalidades policiales se extienden incluso a los periodistas que cubren estos enfrentamientos, recientemente -primera semana de octubre- un periodista murió en prisión de cuatro que fueron detenidos por el ejército cuando cubrían los enfrentamientos entre la policía y la población.

La situación política por tanto es de gran inestabilidad. La opinión pública cada vez es más dura con la monarquía y ha obligado a ciertos partidos a quitarse la etiqueta de monárquico. La camarilla reaccionaria feudal del rey está más aislada del pueblo y sólo se sostiene con la fuerza del Ejército Real Nepalés; cosa que también el Ejército Popular de Liberación ha puesto en duda.

La situación en el campo militar

El PCN(M) se encuentra en el Primer Plan de la Ofensiva Estratégica, esta fase considerada la última dentro de la estrategia de la Guerra Popular Prolongada se viene desarrollando con bastante éxito.

El EPL había desarrollado acciones de guerra de movimientos durante todo este año. Uno de esos ataques duros al Ejército Real fue en Gam, donde los guerrilleros arrasaron una base completa capturando gran cantidad de armamento. Pero en mayo se realizaron cuatro ataques simultáneos a bases del ejército reaccionario, donde se obtuvieron grandes victorias, aniquilando a muchos mercenarios reales, sin embargo no los arrasaron. Esto había generado expectativa en los sectores acólitos al rey que decían que “los maoístas no tenían superioridad en el campo militar”, que “su promesa de entrar al palacio real y convertirlo en un museo histórico no se lograría” pues el EPL no podía superar al viejo Ejército en la guerra de posiciones.

Estas ilusiones se vieron desvanecidas luego de la batalla de Pili en el distrito de Kalikot. El Ejército Popular, con el apoyo de las masas y con las lecciones de experiencias anteriores, planificó el ataque a la base militar del pueblo de Pili, en el distrito de Kalikot que se encuentra en una base de apoyo maoísta.

El semanario maoísta Jananadesh ha señalado que fue la batalla de posiciones más exitosa de la guerra desde el 1º de febrero del golpe de estado, y tal vez una de las más exitosas de la Guerra Popular. El Comandante Pravakar, jefe de la división del EPL dijo:

Ya que la acción se desarrolló en una base de apoyo maoísta, la movilización consciente de las masas volvió muchas cosas a nuestro favor. Hemos librado constantemente la guerra de posiciones. Hemos utilizado bien nuestras experiencias de combate y nuestro conocimiento de la mentalidad del enemigo, desarrollados por medio de los ataques constantes contra él. No temíamos al fracaso, pero nos empeñamos en sacar las lecciones de las derrotas en ciertas batallas. La base de nuestra victoria es la seguridad que hemos forjado en nosotros mismos al ganar batallas después de derrotas y al lograr niveles más altos de victoria por medio de la práctica, junto con la planificación concreta y científica de nuestro ataque. (Pravakar)

La batalla que publicó el corresponsal de guerra Om Sharma, en el periódico Jananadesh se desarrolló el 7 de agosto, se inició a las 12:30 de la mañana, cuando se libró un ataque por sorpresa a la base del Ejército real, atacando por tres flancos diferentes. Los maoístas enfrentaron una situación difícil pues la base estaba bien ubicada, sin embargo el valor de los guerrilleros rompió el perímetro de la base y se logró infiltrar rompiendo la defensa enemiga. Participaron en este ataque la II, III y VIII Brigadas del EPL. El helicóptero que fue en defensa de la base real no pudo hacer nada para evitar el cerco maoísta, pues los guerrilleros dispararon hacia éste quitándole la visión.

El cerco de los guerrilleros estaba respaldado por la acción de las masas en la retaguardia, los maoístas lanzaban diferentes tipos de bombas a la base. A pesar de los pedidos de ayuda del Ejército Real, que disparaban bengalas muy fuertes no pudieron evitar que los maoístas tomaran el control de la base. Ante la arremetida guerrillera, luego de duros combates, los realistas se rindieron.

Se había dicho que 250 soldados se habían ubicado unas semanas antes en esta base, 150 de ellos resultaron muertos durante el enfrentamiento, 52 fueron capturados y dos días más tarde otros 8. Los que se rendían ante el Ejército Popular decían “tenga esta arma camarada”. Por parte de los guerrilleros, 26 miembros ofrendaron sus vidas en combate. El Ejército revolucionario es muy respetuoso de las leyes de la guerra, y los prisioneros ni siquiera recibieron un insulto, los heridos fueron atendidos por los médicos populares y los capturados fueron llevados a las zonas liberadas y fueron tratados con respeto.

Ante las mentiras lanzadas por el gobierno sobre la ejecución de prisioneros, figura como prueba la puesta en libertad de prisioneros que han hecho los maoístas en varias ocasiones mediante la Cruz Roja; incluso el Presidente Prachanda publicó la lista de prisioneros y abrió la posibilidad de que sean visitados por sus familiares.

La cantidad de armamentos capturados en la acción ha sido muy importante: 177 armas pesadas y ligeras y más de 7000 municiones, un arma de 81mm, 150 obuses, una ametralladora pesada, 20 ametralladoras ligueras, 150 rifles automáticos, varios morteros y pistolas entre otras cosas.

Esta impresionante victoria ha demostrado que el Ejército Popular se va desarrollando en su experiencia en la guerra de posiciones y va superando al Ejército Real que pierde en iniciativa, capacidad ofensiva y en capacidad de defender sus posiciones; la moral de los realistas está por los suelos, cada batalla es más difícil de sostener y demuestra la superioridad del Ejército Popular.

Sin embargo el gobierno reaccionario ha respondido de manera desesperada, como no podía ser de otra manera dada su naturaleza, el 26 de agosto arrestó a Eeknath Subedi, líder maoísta de la Unión de Obreros del Transporte de Parsa en Nepal Oriental, que fue torturado y asesinado a una hora de su detención, mientras otras cuatro personas que estaban con él continúan desaparecidas.

El aislamiento cada vez mayor de la monarquía y su fuerza militar, como única manera de aferrarse al poder, preparan condiciones claves para la toma del poder en Nepal por parte del Ejército maoísta. El éxito ha sido siempre del que cuenta con el apoyo del pueblo y del acertado manejo de las contradicciones; el actuar con razón, ventaja y límite, las acertadas decisiones políticas y militares han llevado a los líderes maoístas al punto de quiebre del poder reaccionario en Nepal.

La posibilidad de una victoria en este país pone en entredicho los agoreros sueños reaccionarios e imperialistas, a aquellos que hablaron del fin de la historia y las ideologías, muchos de esos que en nuestro país hicieron carrera con la crítica al manualismo soviético -revisionismo en nuestro lenguaje-, que reducían de manera simplista la experiencia socialista al problema de la burocratización de los dirigentes; sin aplicar la “rigurosidad científica” que supuestamente aplicaban a otros estudios.

La era de la definición del quién triunfará, si el socialismo o el capitalismo, entra recién en su fase decisiva, como señalaba el Presidente Mao, los próximos 50 a 100 años serán de grandes tormentas y tempestades, años que son los nuestros, donde emerge como de las cenizas la idea de la revolución proletaria que con toque de clarín anuncia la Internacional a los pueblos del mundo que la libertad es posible.

Noticias Internacionales
Octubre 2005

Anuncios
Esta entrada fue publicada en marxismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s