Una Constituyente para salvar a la democracia burguesa

“En la sociedad de clases, cada persona existe como

miembro de determinada clase, y todas las ideas,

sin excepción, llevan su sello de clase”

Presidente Mao

Sobre la Asamblea Constituyente se habla mucho pero no existen propuestas concretas, se habló de la Ley de Convocatoria, se informó que le va a costar al pueblo 37 millones de dólares, se dice quiénes son los asambleístas y qué alianzas están haciendo para ganar mayoría, pero el pueblo no sabe que van a hacer en las sesiones de la Asamblea.

Se dice que la Asamblea Constituyente va a refundar el país, que es un acto de gran importancia que va a cambiar la historia de Bolivia, que es “la era del cambio” y que estamos ante una “revolución cultural”; sin embargo nada de eso es real. Más allá de la demagogia y los juegos de palabras, lo que muestra es seguir con este sistema de opresión y explotación que el pueblo con sangre y sacrificio pidió que se cambiara.

¿Se puede creer a Evo cuando afirma que la Constituyente va a transformar el país, mientras que su vicepresidente García Linera dice que la actual Constitución cambiará sólo un 20%? Definitivamente NO. Al igual que los anteriores gobiernos, todo señala que dicen una cosa y hacen otra.

El MAS dice representar al pueblo sin embargo lo que vienen realizando es la repartija de cargos a sus militantes y apoyantes, además de tapar actos de nepotismo (caso Diputado Torrico) y corrupción (caso Alvarado de YPFB), utilizando al sector campesino como ornamento folklórico y dándoles algún tipo de representación como el caso de Silvia Lazarte para presidenta de la Asamblea Constituyente.

De otro lado, los terratenientes que están en las listas de PODEMOS se están preparando para defender el latifundio y a la burguesía compradora. Evo ha declarado que va a acabar con la oligarquía y los terratenientes, pero en una reunión con empresarios dijo: “En el pasado yo estaba contra las oligarquías, pero reconozco que fue un error porque necesitamos empresarios”.

Lo que se tiene que ver es hacia dónde va el gobierno, ya que con el discurso y la demagogia no se elimina a la oligarquía, a los terratenientes, a los grandes burgueses y al imperialismo. Por esa razón creemos que la Constituyente no está orientada a transformar el país sino simplemente a reestructurar el viejo Estado, que está en grave crisis, y que el MAS al igual que PODEMOS, UN, MNR y otros partidos van a salvar, a nombre de “defender la democracia” y “refundar el país”.

Sin un proceso revolucionario de por medio y con la burguesía o un programa burgués como el del MAS al mando del viejo Estado, la Asamblea Constituyente es una concesión de la clase dominante al pueblo y un instrumento burgués para introducir reformas a la Constitución Política del Estado con el propósito de amortiguar la explotación al pueblo, insistir en que las clases explotadas y las explotadoras pueden reconciliarse, y hacer creer que “todos somos iguales ante la ley” para mantener una ficción de amplitud democrática y participativa.

¡ABAJO LA REACCIÓN Y EL REFORMISMO! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

¡VIVA EL MAOÍSMO! ¡MUERA EL REFORMISMO DEL M.A.S.!

Frente Revolucionario del Pueblo

marxista-leninista-maoísta

Bolivia, 5 de agosto de 2006

Anuncios
Esta entrada fue publicada en marxismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s