Capitalismo Burocrático (Parte 3)

De la recopilación “Lenin sobre ‘El imperialismo es la antesala de la revolución social del proletariado’”. Publicada en conmemoración del 90 aniversario del nacimiento de Lenin

Ediciones en Lenguas Extranjeras. Pekín. 1960

IV. EL CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO NO HA CAMBIADO LA NATURALEZA DEL CAPITALISMO, SINO INTENSIFICADO SUS CONTRADICCIONES.

EL MONOPOLIO EN GENERAL SE HA TRANSFORMADO EN EL MONOPOLIO DEL ESTADO.

El capitalismo mundial, que en las décadas del sesenta y del setenta del siglo pasado era una avanzada y progresista fuerza de la libre competencia, y que a comienzos del siglo veinte se transformó en el capitalismo monopolista, en el imperialismo, dio un gran salto adelante durante la Guerra, no solo hacia una más grande concentración del capital financiero, sino también hacia su transformación en el capitalismo de Estado.
De: Un viraje en la política mundial (31 de enero de 1917).

…en oposición a éste, el grupo anglo-francés principalmente, surgió otro grupo capitalista, aún más rapaz, aún más voraz, el grupo de aquellos que llegaron a participar del banquete del capitalismo cuando todos los asientos de la mesa estaban ocupados, pero que introdujo en la lucha nuevos métodos para desarrollar la producción capitalista, técnicas mejores, una organización sin paralelo, que transformó el viejo capitalismo, el capitalismo de la era de la libre competencia, en el capitalismo de los inmensos trusts, sindicatos y cartels. Este grupo introdujo la nacionalización en la producción capitalista, combinando las fuerzas gigantescas del capitalismo con las fuerzas gigantescas del Estado a fin de formar un solo mecanismo que condujo a decenas de millones de gentes a la organización única del capitalismo de Estado.

De:                  Guerra y revolución (14 de mayo de 1917)

 

El desarrollo del capitalismo ha dado saltos gigantescos, particularmente en el siglo veinte, y la Guerra ha hecho lo que no se había hecho en veinticinco años. La nacionalización de la industria ha avanzado no solo en Alemania, sino también en Inglaterra. El monopolio en general se ha transformado en el monopolio de Estado. Las condiciones objetivas muestran que la guerra ha acelerado este desarrollo del capitalismo, que avanza del capitalismo al imperialismo, del monopolio a la nacionalización. Todo esto ha aproximado aún más la revolución socialista y ha creado las condiciones objetivas para ella. De esta manera, el curso de la Guerra ha aproximado la revolución socialista.

De:                  VII Conferencia (de abril) del P.O.S.D.R. (b) de toda Rusia: Informe sobre la situación actual (24 de abril de 1917)

 

EL CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO ES UN PRESIDIO
MILITAR PARA LOS TRABAJADORES Y UN PARAÍSO PARA LOS CAPITALISTAS.

Las premisas objetivas para una revolución socialista que sin duda existían ya antes de la Guerra en los países desarrollados y avanzados, han madurado aún más y están madurando con tremenda rapidez como resultado de la guerra. La suplantación y la ruina de las empresas económicas de tamaño pequeño y mediano se está efectuando a un ritmo acelerado. La concentración e internacionalización del capital está dando saltos gigantescos, el capitalismo monopolista se está convirtiendo en capitalismo monopolista estatal. La regulación social de la producción y de la distribución está siendo introducida, bajo la presión de las circunstancias, en muchos países. Algunos están implantando el servicio universal del trabajo.
Cuando se mantiene la propiedad privada de los medios de producción, todos estos pasos hacia una mayor monopolización y nacionalización de la producción se ven inevitablemente acompañados de una creciente explotación de las masas trabajadoras, de un aumento de la opresión, de crecientes dificultades para ofrecer resistencia a los explotadores, de un crecimiento de la reacción y el despotismo militar. Al mismo tiempo estos pasos conducen a un gigantesco aumento de las ganancias de los grandes capitalistas a expensas de todas las otras capas de la población; conducen, durante muchas décadas, a la servidumbre de las masas trabajadoras, por medio de tributos pagados a los capitalistas, bajo la forma de billones de intereses por los préstamos.

De:                  VII Conferencia (de abril) del P.O.S.D.R. (b) de toda Rusia: Resolución sobre la situación actual (Suplemento del periódico Soldatskaya Pravda, N° 13, 16 de mayo de 1917)

Y en particular el imperialismo, la época del capital bancario, la época de los gigantescos monopolios capitalistas, la época de transformación del capitalismo monopolista en capitalismo monopolista de Estado, revela un extraordinario fortalecimiento de la “máquina estatal”, un desarrollo inaudito de su aparato burocrático y militar, en relación con el aumento de la represión contra el proletariado, así en los países monárquicos como en los países republicanos más libres.

De:                  El estado y la revolución (agosto-septiembre de 1917)

En Alemania las cosas han llegado a un punto en el cual la dirección de la vida económica de 66 millones de personas se realiza desde un centro, en donde la organización desde un centro de la economía nacional de 66 millones de gentes ha impuesto los mayores sacrificios a la abrumadora mayoría del pueblo y todo esto a fin de que los “30,000 de más arriba” sean capaces de echarse al bolsillo ganancias bélicas de billones y para que así millones deban perecer en la matanza en beneficio de estos “muy nobles y excelsos” representantes de la nación.

De:                  Principios esenciales en la cuestión de la guerra (diciembre de 1916)

La guerra imperialista ha acelerado y agudizado extraordinariamente el proceso de transformación del capitalismo monopolista en capitalismo monopolista de Estado. La monstruosa opresión de las masas trabajadoras por el Estado, que se va fundiendo cada vez más estrechamente con las asociaciones omnipotentes de los capitalistas, adquiere proporciones cada vez más monstruosas. Los países adelantados se convierten –y al decir esto nos referimos a su “retaguardia”– en presidios militares para los obreros.

De:                  El estado y la revolución. Prefacio a la primera edición (agosto de 1917)

Tanto los Estados Unidos como Alemania “regulan la vida económica” haciendo todo por crear para los obreros (y en parte también para los campesinos) un presidio militar y para los banqueros y capitalistas un paraíso. Toda su reglamentación consiste en “apretar” a los obreros hasta llevarlos al hambre, mientras que a los capitalistas se les garantiza (bajo cuerda, por vía burocrático-reaccionaria) beneficios más crecidos que antes de la guerra.

De:                  La catástrofe que nos amenaza y como combatirla. (10-14 de septiembre de 1917)

Los magnates bancarios parecen temer que el monopolio del Estado se deslice hasta ellos cuando menos lo esperen. Pero, naturalmente, dicho temor no rebasa los límites de la competencia entre dos jefes de despachos de una misma oficina, porque de un lado son al fin y al cabo esos mismos magnates del capital bancario los que disponen de hecho de los miles de millones concentrados en las cajas de ahorro; y de otro lado, el monopolio del Estado en las sociedades capitalistas no es más que un medio de elevar y asegurar los ingresos de los millonarios que están a punto de quebrar en una u otra rama de la industria.

De:                  El imperialismo, fase superior del capitalismo (enero-junio de 1916)

 

EL CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO ES LA PREPARACIÓN MATERIAL MÁS COMPLETA PARA EL SOCIALISMO.
La guerra, al acelerar extraordinariamente la transformación del capitalismo monopolista en capitalismo monopolista de Estado, pone de este modo a la humanidad extraordinariamente cerca del socialismo: tal es, precisamente, la dialéctica de la historia.
La guerra imperialista es la víspera de la revolución socialista. Ello no sólo se debe a que la guerra engendra, con sus horrores, la insurrección proletaria –pues no hay insurrección capaz de instaurar el socialismo si no han madurado las condiciones económica para él–, sino a que el capitalismo monopolista de Estado es la preparación material más completa para el socialismo, su antesala, un peldaño de la escalera histórica entre el cual y el peldaño llamado socialismo, no hay ningún peldaño intermedio.

De:                  La catástrofe que nos amenaza y como combatirla (10-14 de septiembre de 1917)

Para aclarar más aún la cuestión citaremos, ante todo, un ejemplo muy concreto del capitalismo de Estado. Todo el mundo conoce este ejemplo: Alemania. Allí tenemos la “última palabra” de la gran técnica capitalista moderna y de la organización planificada, subordinada al imperialismo burgués-terrateniente. Quitad las palabras subrayadas y poned en lugar de Estado militar terrateniente, burgués, imperialista, también un Estado, pero un Estado de un tipo social distinto, de un distinto contenido de clase, un Estado soviético, es decir, proletario, y obtendréis toda aquella suma de condiciones de las que resulta el socialismo.

De:                  Sobre el impuesto en especie. (21 de abril de 1921)

 

EL CAPITALISMO MONOPOLISTA DE ESTADO SIGUE SIENDO SIN DUDA CAPITALISMO, LOS REFORMISTAS LE LLAMAN SOCIALISMO A FIN DE NEGAR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA.
Aquí se encierra lo más fundamental de la apreciación teórica del capitalismo moderno, es decir del imperialismo, a saber: que el capitalismo se convierte en un capitalismo monopolista. Conviene subrayar esto, pues el error más generalizado está en la afirmación reformista-burguesa de que el capitalismo monopolista o monopolista de Estado no es ya capitalismo, que puede llamarse ya “socialismo de Estado”, y otras cosas por el estilo. Naturalmente, los trusts no entrañan, no han entrañado hasta hoy ni pueden entrañar una planificación completa. Pero en cuanto son ellos los que trazan los planes, por cuanto son los magnates del capital quienes calculan de antemano el volumen de la producción en escala nacional o incluso internacional, por cuanto son ellos quienes regulan la producción con arreglo a planes, permanecemos, a pesar de todo, dentro del capitalismo: aunque en una nueva fase de éste, permanecemos, indudablemente, dentro del capitalismo. La “proximidad” de tal capitalismo al socialismo debe constituir, para los verdaderos representantes del proletariado, un argumento a favor de la cercanía, de la facilidad, de la viabilidad y de la urgencia de la revolución socialista, pero no, en modo alguno, un argumento para mantener una actitud de tolerancia ante los que niegan esta revolución y ante los que hermosean el capitalismo, como hacen todos los reformistas.

De:                  El estado y la revolución. (agosto-septiembre de 1917)

Páginas 70-79

———————————————————————————-

“Ningún partido político que dirija un gran movimiento revolucionario podrá alcanzar la victoria si no posee una teoría revolucionaria, un conocimiento de la historia y una comprensión profunda del movimiento práctico”. Mao Tsetung


“El fundamento de toda la situación internacional que ha surgido ahora radica en las relaciones económicas del imperialismo. En el transcurso del siglo veinte, esta nueva, más alta, y última fase del capitalismo ha llegado a definirse plenamente“.

De:                  II Congreso de la Internacional Comunista: Informe sobre la situación internacional y las áreas fundamentales de la Internacional Comunista. V.I. Lenin, 19 de Julio de 1920

“EL QUE SEA CORRECTA O NO LA LÍNEA EN IDEOLOGÍA Y POLÍTICA LO DETERMINA TODO”. MAO TSETUNG

———————————————————————————-

ESQUEMA PARA EL ESTUDIO DEL CAPITALISMO BUROCRATICO.

 

“Los enemigos del pueblo fueron los imperialistas norteamericanos y sus lacayos –la burguesía burocrática y la clase terrateniente, así como los reaccionarios del Kuomintang que representaban a estas clases”.

Mao Tsetung (1956): Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo.

I. Planteamiento de la Cuestión.

1. El capital y el capitalismo.

2. El capital monopolista y el imperialismo.

3. El capitalismo monopolista de Estado.

4. El capitalismo monopolista de Estado, de carácter comprador y feudal: Capitalismo Burocrático.

II. En el pensamiento de José Carlos Mariátegui.

1. Semicolonialidad, condición económica de nuestra sociedad y nuestra estructura económica.

2. Esquema de la evolución económica.

III. Situación actual.

1. El impulso del desarrollo del país por la línea burocrática total, en el presente régimen fascista.

2. Las líneas de desarrollo del capitalismo burocrático.

a) Línea terrateniente: en el agro.

b) Línea burocrática: en la industria, comercio y finanzas.

c) Línea burocrática: en lo ideológico

 

BIBLIOGRAFÍA

Lenin:

  • Carlos Marx. La doctrina económica de Carlos Marx.
  • El imperialismo, fase superior del capitalismo.
  • El desarrollo del capitalismo en Rusia.

Mao Tsetung:

  • La Revolución China y el Partido Comunista de China.
  • La situación actual y nuestras tareas.

P.C.Ch.:

  • Una vez más acerca de las divergencias entre el camarada Togliatti y nosotros.
  • ¿Es Yugoslavia un país socialista?

Mariátegui:

  • Defensa del marxismo.
  • Siete Ensayos, I.
  • Programa del PCP.
  • Punto de vista antiimperialista.

Cheprákov:

  • El capitalismo monopolista de Estado.

I.N.P.:

  • Documentos, Marcé del Pont.
  • Plan Global de Desarrollo, 1971-1975.

Lewis:

  • Planeación económica.

V. Roel:

Esquema de la evolución económica

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en marxismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s